23/4/10

Luis Gordillo. Divertimento Orgánico




Luis Gordillo. Policéntrico, centrífugo, vulnerable.

El personal mundo sumergido del artista llena de interrogantes el mismo acto creativo.

Como si de un antihéroe Ballardiano se tratase, Luís Gordillo (Sevilla, 1934) irrumpe con su serie Policéntrico, centrífugo, vulnerable en la galería Luís Adelantado. Fascinado por un exuberante universo en que la sangre, los chimpancés, las hormigas, las células o la vegetación desbordan la creación, el artista recrea su personal «mundo sumergido». Una suerte de parque jurásico acorralado por lo orgánico como aquellas ciudades, hermosas y fascinantes precisamente porque estaban vacías, porque en ellas se unían extraordinariamente dos extremos de la naturaleza, como coronas de oro abandonadas en una selva y cubiertas de orquídeas salvajes. Pero frente a este tumulto de imágenes, el espectador se preguntará ¿Qué esconde tras esta personal cartografía?

Si nos remitimos a la biografía de éste premio Velázquez( 2007) observamos a un autor interesado en el psicoanálisis, motivo que lo ha mantenido fiel a un pensamiento de corte existencialista y trágico que el autor ha afrontado personalmente mediante el sentido del humor. Pero que lo ha llevado de igual modo a posicionarse con una obra en la que reproduce una especie de colección de iconos, imágenes, patologías y obsesiones que recorren toda una vida. Las catástrofes devastadoras, la destrucción del ser humano, las envidias y el dolor concebidas como metáforas de «la distorsión de la imagen» y a la vez como «un intento por confrontar a un universo sin sentido al desafiarlo en su propio juego». Un juego donde el divertimento y la investigación pictórica han salido victoriosos.
 En este sentido la aportación de Gordillo ha sido concluyente en la configuración de la vanguardia artística española de la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad. Su trabajo se ha desarrollado en torno a diferentes líneas de investigación, en donde superada la abstracción y tras el contacto con el informalismo parisino en la década de los cincuenta, y el automatismo, se produce el acercamiento con el Pop Art americano. Hecho que lo dirige hacia la seriación y la repetición como herramienta compositiva, reconducido su obra a un continuo proceso de reproducción, que nunca alcanzará un estado definitivo. Sin embargo, una de las contribuciones más singulares de Gordillo al arte contemporáneo ha sido la ilustración de estrategias cromáticas adaptadas de fenomenologías urbanas actuales, relacionando su obra con la tradición de la fotografía documental y de culturas populares vinculadas con el diseño gráfico. Una intensa y excepcional trayectoria artística, marcada por la experimentación continua así como por el cambio de registros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario