16/12/09

DISCURSOS PERFORMATIVOS ENTRE CULTURAS

Cuando la actriz francesa Emmanuelle Riva desnuda su alma y entrecruza su cuerpo lleno de ceniza con su amante japonés en “Hiroshima mon amour”, dentro de un intenso pero inadmisible acercamiento entre oriente y occidente; un desgarrador sentimiento de desesperanza se enmarca sutilmente a través de la poesía de las palabras, enfrentadas con las aterradoras imágenes documentales de la destrucción. Contraste de escenarios, de cruces de culturas, de pasiones encubiertos por dualidades y contradicciones impuestas. Dialécticas del placer/ displacer que incitan al comportamiento a una suerte de fenomenología de la percepción, próxima al pensamiento del filosofo francés Merleau –Ponty. Sin embargo, medio siglo después, superados ciertos horrores, y en un mundo en que las culturas se hibridan de forma natural, seguimos sorprendiéndonos ante ciertos choques culturales y de mestizajes, inherentes a la humanidad. Nos seguimos sorprendiendo ante un grupo de machos mexicanos y chicanos principalmente homosexuales, que se enternecen al ritmo de la música melódica “Te quiero mucho, una serie o suerte de cruces que se salen de lo considerado "normal". Vídeoperformances que entrecruzan dos mundos donde la cultura tradicional se enfrenta con la contemporánea, en una búsqueda de identidad y legitimación.

Una introspección al universo de las percepciones alejada de la tan en boga cultura nipona “superflat”, nos introduce a través de las videoproyecciones nos introduce por un riguroso debate en torno a la comunicación cultural y a los diversos comportamientos interculturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario